Tuesday, June 17, 2008

Restituye las voces del sueño, rompe con ellas el velo de tu muerte

¿Por qué si sabes a dónde conduce tu camino, continúas?
- Imposible detenerse;...
- ¿Sabes dónde terminan los relojes?
- No así el de la muerte.
- dices- " soy pérdida, lo sabes; no me cubras, no me visites..
Mi casa es una enredadera; en lugar de tomates cultivo arañas
y en el de las cebollas y el caldero que puede con toda realidad, escribo."

Todo cuanto es condescendiente distancia, cuanto vivo a modo de exquisito rechazar. Siento, aun cuanto no entiendo y lo que ignoro . Que es… Un mar donde me ahogo.

Entonces ¿qué temer? Que el sabor de la ceniza opaque cada vida como el temor
del sueño ha enrojecido cada uno de tus ojos. Rojos como el mar.

[u na no che]

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home